Archivo de la etiqueta: Ron Howard

Temple Grandin: Una Mente Maravillosa

Esta es la historia de una mente nacida “discapacitada” pero que ha sabido convertir esta invalidez en su ventaja, en su ser diferente mirando las cosas con otros ojos.

Yo (como muchos más) la he definido “una mente maravillosa”, como la película de Ron Howard con Russell Crowe sobre la vida de John Nash.
Ambos han sabido transformar su vida en algo maravilloso, nos han enseñado mucho, lo primero: ser discapacitado no significa vivir aislado de la sociedad sino luchar para conseguir los propios objetivos con la misma intensidad que otras personas.

Lo que algunos ven como locura para otros es normalidad (Tim Burton)

Siempre es cuestión de punto de vista.

Temple Grandin es profesora en la universidad de Colorado, ha llegado a ser una autoridad en comportamiento animal y en la creación de mataderos y ranchos para mejorar la vida (y la muerte) de animales como las VACAS.

Como dice en la charla de TED Temple Grandin, se necesitan ambas capacidades en el mundo de hoy:
la de pensar verbalmente y la de pensar por imágenes, como hacen los autistas y los animales.
Esta empatía total con los animales es lo que ha llevado Temple Grandin a dedicar su vida al estudio del comportamiento animal.
Su autismo le ayuda a encontrar soluciones que la mente normal no podría alcanzar, a fijarse en detalle como los animales, a reconocer las cosas como una secuencia establecida de imágenes, como dice ella su mente trabaja como Google Imágenes.

Una curiosidad más: Temple Grandin ha inventado una máquina para dar abrazos.

De pequeña su enfermedad le causaba problemas al ser tocada por sus familiares: necesitaba amor, abrazos pero no soportaba el contacto físico.

Cuando tenía 16 años se fue a la granja de unos familiares en Arizona donde vio como el veterinario tranquilizaba a las vacas mediante unas placas metálicas que presionaban los laterales de los animales.
De allí tuvo la idea de inventar una maquina con las mismas características, pero para humanos que sufrían de hipersensibilidad y nació la máquina para dar abrazos.

Anuncios